Salmo del Día

Salmo

Salmo responsorial: 89

Tú reduces el hombre a polvo,
diciendo: "Retornad, hijos de Adán."
Mil años en tu presencia
son un ayer, que pasó;
una vela nocturna. R.

Los siembras año por año,
como hierba que se renueva:
que florece y se renueva por la mañana,
y por la tarde la siegan y se seca. R.

Enséñanos a calcular nuestros años,
para que adquiramos un corazón sensato.
Vuélvete, Señor, ¿hasta cuándo?
Ten compasión de tus siervos. R.

Por la mañana sácianos de tu misericordia,
y toda nuestra vida será alegría y júbilo.
Baje a nosotros la bondad del Señor
y haga prósperas las obras de nuestras manos. R.

 


También puedes leer la Oración del día o el Evangelio del día. Y no olvides suscribirte a nuestro boletín católico y recibir el evangelio del día con una oración diaria por correo electrónico.

Salmo Diario

Comparte el Salmo del Día con tu familia e amistades. Desde el tiempo de el rey David, la musicalización de los salmos ocupaba un lugar muy importante pues la música nos ayuda a luchar en nuestra vida cotidiana. 

Reflexionando el Salmo

  1. Leerlo de nuevo: Ayuda leer el Salmo más de una vez para poder captar cada palabra.
  2. Conectar con la Espiritualidad de Jesús: Una vez que reflexionamos sobre el Salmo de hoy, es importante pensar en como este salmo se conecta con la Espiritualidad de Jesús. ¿De qué manera se destaca la Espiritualidad de Jesús en el Salmo de hoy? ¿Te imaginas a Jesús entonando este salmo en un canto de reflexión o en un canto de animación? ¿Qué siente al entonar estas palabras en canto?
  3. Conectar con mi vida: Después de reflexionar sobre el salmo y en la manera que Jesús lo cantaría, ¿De que manera lo cantarías tu? ¿Que recuerdos te trae el salmo? ¿Hay algo que necesito sanar o algo por lo cual debo ser agradecido/a?
  4. Propósito: Dependiendo de las respuestas a las últimas preguntas, ¿qué propósitos necesito hacer para poder vivir este salmo en mi vida cotidiana?