La Fiesta de San José Obrero y los Derechos de los Trabajadores


En el mes de mayo celebramos a fiesta de San José Obrero para recordar al pueblo católico la dignidad del trabajo humano y los derechos de los trabajadores. La Iglesia Católica ha sido una de las pioneras en promover y defender los derechos de los trabajadores. Entre los más importantes están:

  1. El derecho a un salario justo
  2. El derecho al descanso
  3. El derecho a trabajar en un ambiente que no sea nocivo a la salud o a la integridad moral
  4. El derecho a ser tratado con respeto y no tener que actuar en contra de la consciencia o la dignidad personal
  5. El derecho a ser parte de un subsidio que provea para tiempo en que el trabajador se quede sin empleo
  6. El derecho a una pensión para cuando se llega a edad avanzada, seguro de salud y para incapacidad en accidentes relacionados al trabajo
  7. El derecho a tiempo de descanso relacionado con la maternidad
  8. El derecho a reunirse y formar asociaciones
  9. El derecho al paro como forma de protesta a la violación de derechos

 

Oración a San José Obrero‬

San José‬ , padre tierno y generoso,
hombre glorioso de buen corazón,
tú has sido el árbol elegido por Dios
no para dar fruto, sino para dar sombra.

Sombra protectora de María, tu esposa;
sombra de Jesús, que te llamó Padre
y al que te entregaste del todo.

Tu vida, tejida de trabajo y de silencio,
nos enseña a ser fieles en todas las situaciones;
nos enseña, sobre todo,
a tener esperanza en la desesperación.

Bendito ‪San José Obrero‬,
tú que conoces el verdadero valor del trabajo,
socórrenos en todos nuestros esfuerzos
por conseguir un buen trabajo, adecuado y digno,
un trabajo o negocio que nos dé dinero suficiente
para que podamos hacer frente sin problemas
a los gastos y las necesidades diarias,
con el que podamos pagar nuestras hipotecas y deudas,
y con el que podamos vivir sin estrecheces.

Llenos de confianza en tu bondad y poder
a ti recurrimos en nuestras necesidades y problemas,
a ti acudimos para pedir confiadamente tu patrocinio
en esta urgente y desesperada situación:

(hacer la petición)

Bendito Guardián de la ‪Sagrada Familia‬,
santo padre, protector y amigo, ‪San José,
ayúdanos, intercede por nosotros,
que tu ejemplo de hombre justo y bueno
nos acompañe en todo momento
protégenos y guárdanos de todo peligro,
toma nuestros intereses como tuyos
hasta que un día podamos agradecer
y cantar eternamente las misericordias de Dios.

Amén.

Rezar el Credo, la Salve y Gloria.

Español
Altar de Muertos en-linea
Boletin
Suscripción a Revista