Conmemorando el Holocausto


El 27 de enero es el día internacional de conmemoración del Holocausto, hoy les quiero compartir la traducción de un poema por la escritora alemana judía Nelly Sachs. Quise traducir este poema porque le encontré muy conmovedor y Sachs captura el terror de los campos de concentración de una manera muy poética. El poema comienza con una cita del libro de Job y luego se dirige a las chimeneas de las cámaras de gas tan infames de los campos de concentración. 

El Holocausto es uno de los peores momentos en la historia de nuestro mundo y hoy lo debemos recordar con mucha tristeza y solemnidad. El tratamiento de los Nazis a la comunidad judía fue una violación de derechos que cobró muchas vidas y obligó a muchos a tener que trabajar para las mismas personas que los habían metido en los campos de concentración para intentar salvar sus vidas. El poema dice asi:

 

Sus cuerpos como humo por el aire

“Yo me pondré de pie dentro de mi piel y en mi propia carne veré a Dios” (Job 19:26)

O, las chimeneas
En las moradas de la muerte ingeniosamente concebidas,
Mientras el cuerpo de Israel se disolvía en humo 
por el aire -

Cuando fue recibido por el deshollinador
¿Era negro
O era un rayo de luz?

¡O las chimeneas!
Caminos de libertad para las cenizas de Jeremías y Job - 
Quien te pienso y creo el camino de los refugiados al humo piedra por piedra?

O las moradas de la muerte,
Las crearon llamativas
para los huéspedes de la casa quienes verdaderamente eran visitantes - 
O su dedo,
El umbral de la entrada extendido 
Como un cuchillo entre la vida y la muerte - 

O las chimeneas,
O su dedo
Y el cuerpo de Israel como humo por el aire.

 

La primera vez que escuche este poema (el original en alemán), no pude aguantar las lágrimas. El tan solo imaginar el terror y sufrimiento de las víctimas de los Nazis durante las Segunda Guerra Mundial me entristeció mucho. El pensar en todas esas víctimas y en el símbolo de opresión, racismo, xenofobia y terror que representaban las chimeneas me hizo, inevitablemente, pensar en el posible muro de la frontera. 

Todos los días, inmigrantes y refugiados son negados la entrada los países que ven como su única esperanza. Muchas de estas personas son víctimas de guerra o violencia doméstica o se enfrentan a violencia policiaca al intentar entrar a un país y lamentablemente mueren en camino a su salvación. Con estos pensamientos, les comparto un poema para los refugiados e inmigrantes de hoy en dia inspirado en el poema de Sachs.

 

Su sangre cae como lluvia en la tierra

O el muro, o las fronteras - 
Límites creados por hombres que robaron tierras ajenas
Y ahora temen y niegan entrada,
Mientras la sangre de los inmigrantes cae
Como lluvia en la tierra.

Cuando fueron encontrados 
Por los medios, acaso fueron pintados como victimas
O los llaman criminales, salvajes - animales?
O el muro, o las fronteras -
Maria y Jose son negados posada
Y Moisés no ha logrado separar el mar rojo
Y su gente sigue prisioneros de Egipto.

Muro fronterizo,
Cuando te pensaron cortaron las vidas
De niños y mujeres que nunca 
Pudieron entrar.
Entre países cuelga el cuchillo,
Amenazando a cualquiera que se encuentre
En el lado equivocado de la frontera.

O el muro,
O las fronteras,
Y su sangre cae como lluvia en la tierra.

 

Tomemos estos días de memoria del Holocausto para reconocer los gobiernos y leyes actuales que violan los derechos de nuestros hermanos quienes tiene que huir de sus países por temor a perder su vida y recemos para que logremos la unidad y la paz en nuestras comunidades.

Maria Eugenia Cardona

por Maria Eugenia Cardona

Maria es editora de la revista Misión Columbana y trabaja en la oficina central en Omaha Nebraska.

Leer mas...

Boletin
Suscripción a Revista