Protege Nuestra Nación


 

Inmaculada María, Virgen Humilde,
Madre de la Iglesia,
y protectora de nuestra nación,
te pedimos que vayas ante el Trono de la Santísima Trinidad
e intercedas por los Estados Unidos
en esta crítica coyuntura de nuestra historia.

Despliega gentilmente tu manto sobre nuestra tierra,
nuestra gente,
nuestros aliados,
sobre los soldados hombres y mujeres,
así como una vez arropaste a nuestro Salvador
envuelto en ropas sobre él pesebre.

Amén.

Suscripción a Revista
Boletin