Padre de la cosecha


 

Padre supremo de la cosecha,
agraciadamente acéptanos y los frutos de nuestra lucha,
en unión con Cristo Tu Hijo,
como reparación por nuestros pecados,
para el crecimiento de Tu Iglesia,
para la paz y la caridad en nuestros hogares,
para la salvación de todos.

Amen.

Suscripción a Revista
Boletin