Oración a San Pablo


 

Gran convertido y Apóstol de los Gentiles,
te hiciste como Cristo
y solo conociste a Cristo crucificado.

Aunque eras bien educado,
dependías completamente en la Sabiduría recibida
del Espíritu Santo
y enseñabas desde la abundancia de Tu corazon.
Instruye a los sacerdotes y evangelistas modernos
quienes hablan de Cristo a otros.

Ayúdales a reconocer que las acciones
valen más que las palabras que usen.
Enséñales a usar sus talentos
para llevar su mensaje, dado por Dios,
pero para depender, sobre todo, de las señales del Espíritu.

Amen.

Suscripción a Revista
Boletin