Oración de Domingo de Ramos


 

Te adoramos, O Dios,
que redimiste al mundo mediante Tu Hijo.
Entró triunfante a la ciudad Santa de Jerusalén
y fue proclamado Mesías y rey
por quienes regaron ropa y palmas por su camino.
Al llevar estas palmas,
permite que podamos seguir a Cristo en Su Vía Crucis,
muriendo y resucitando con Él, para poder entrar a Tu reino,
por Jesucristo, que vive y reina
contigo y el Espíritu Santo por los siglos de los siglos.

Amén.

Suscripción a Revista
Boletin