Oración de asombro


 

Tú, O Trinidad eterna,
eres un océanos profundo en el cual
mientras más me adentro,
más encuentro.

Y mientras más encuentro,
más busco.
O abismo, O Dios eterno,
O mar profundo,
¿Qué más que Tú me puedes dar?

Amen.

Suscripción a Revista
Boletin