Madre Dulce


 

O María, madre dulce,
a tu intercesión hemos recurrido
sabiendo que tu Divino Niño escuchará tus oraciones.

Y tú, o glorioso San José,
ayúdanos mediante tu meditación poderosa
y ofrece, en las manos de María, nuestras oraciones a Jesús.

Amén.

Suscripción a Revista
Boletin