Ilumina Nuestras Mentes


 

Espíritu Santo, somos una nación pecadora,
y te rogamos nos envíes Tu auténtico espíritu de arrepentimiento.
Somos una nación capaz de gran caridad y justicia,
no te fijes en nuestros pecados,

Espíritu Celestial de Misericordia,
y derrámate sobre nuestros sufrimientos y danos la decisión de alejarnos del mal,
de luchar contra el mal, y procurar vencer al mal.

Ilumina las mentes y almas de nuestros ciudadanos
y especialmente de nuestros líderes
para que podamos ver nuestros caminos errados,
y danos la dulce gracia que se necesita para volver a Dios con corazones puros.

Amén.

Suscripción a Revista
Boletin