Dios te salve María dorada


 

Dios te salve, Lirio blanco de la gloriosa
y siempre serena Trinidad.
Dios te salve brillante Rosa del jardín de los deleites celestiales:

O tú, por quien Cristo quiso nacer,
y por tu cuidado el Rey de los Cielos fue exitoso.
Cuida nuestras almas con efusiones de gracia divina.

Amen.

Suscripción a Revista
Boletin