Cordero perdido


 

O Dios que abrazas a los corderos perdidos en Tu regazo.
O Dios que le das al corazón un deseo de regresar a Ti.
Te Pido Tu misericordia y Tu perdón
por todos los tesoros que he perdido.
Te doy gracias y alabo la belleza de encontrarlos nuevamente.

Amén.

Suscripción a Revista
Boletin