Alberga y protégenos


 

Sabio y compasivo Dios, acepta nuestra oración;
albérganos de la tormenta y la oscuridad bajo este techo,
esta familia se arrodilla para adorarte.
por el día que terminó,
por mantenernos sanos de cuerpo y alma,
ahora te damos humildemente las gracias.

Por la tierra y las semillas que dan fruto
a la gran cosecha, por todos los momentos
cuando hemos comido de esa misma cosecha.

Te agradecemos y nos bendices siempre.
Líbranos, si es Tu voluntad,
del diluvio y la sequía,
de la hambruna, la guerra y los desastres.

Danos mañana, como ayer y hoy,
todas las cosas necesarias para vivir correctamente;
y mueve nuestros corazones para que podamos sentir culpa por pecar contra Ti.
Dios del hogar y la cosecha,
Tus hijos, arrodillados adorándote, pedimos
que bendigas nuestro reposo
y nos mantengas a salvo hasta mañana.

Amén.

Suscripción a Revista
Boletin