Saludo del Santo Padre a los participantes en la Conferencia del International Catholic-Jewish...

Publicamos a continuación el texto del saludo que el Santo Padre ha entregado, al final de la audiencia general de esta mañana, a los participantes en la XXIV conferencia del International Catholic Jewish Liaison Committee (IJCIC)

Saludo del Santo Padre

Queridos amigos,

Os saludo cordialmente y os doy las gracias por lo que hacéis: vuestra reunión es un poco la asamblea general de los que están comprometidos profesionalmente en el diálogo judío-católico. Por eso estoy agradecido al International Jewish Committee for Interreligious Consultations (IJCIC), a la Comisión para las Relaciones Religiosas con el Judaísmo y a la Conferencia Episcopal Italiana por haber hecho  posible esta 24ª edición de vuestra conferencia.

Desde la promulgación de Nostra aetate hasta hoy, el diálogo judío-católico ha dado buenos frutos. Compartimos una rica herencia espiritual, que puede y debe ser valorada cada vez más, creciendo en el redescubrimiento mutuo, en la fraternidad y en un compromiso común en favor de los demás. En este sentido, vuestra quiere ayudar a desarrollar convergencias y promover una cooperación más intensa. Es bueno que abordéis también cuestiones actuales, como la actitud hacia los refugiados y la búsqueda de formas de ayudarlos, la lucha contra la preocupante recrudescencia  del antisemitismo, la reflexión sobre la persecución de los cristianos en diversas partes del mundo, la situación del diálogo judeo-católico en Italia e Israel y sus perspectivas a mayor escala.

Os aliento, porque el diálogo es la manera de conocerse mejor y trabajar juntos para crear un clima no solo de tolerancia, sino también de respeto entre las religiones. Nuestra fuerza es la fuerza mansa del encuentro, no la del extremismo que aflora hoy e en varias partes y que lleva solamente al choque. No hay nunca equivocación buscando el diálogo. De hecho, las Escrituras nos recuerdan que "el engaño está en el corazón de aquellos que traman el mal, la alegría, en cambio es de aquellos que promueven la paz" (Pr 12,20). Rezo para vuestro encuentro sea un encontraros en paz y por la paz. ¡Qué la bendición del Altísimo esté con vosotros, os dé la tenacidad de la mansedumbre y el coraje de la paciencia!. ¡Shalom!

 

 
 
 

Boletin
Suscripción a Revista