OCEANÍA/PAPÚA NUEVA GUINEA - Obispos y Caritas contra la trata de seres humanos: una alarma social

Port Moresby - “Las actividades ilegales, la prostitución, el blanqueado del dinero de las armas y las drogas continúan aumentando a medida que las operaciones de tráfico de personas extranjeras se convierte en algo dramáticamente 'normal'. Esta es la alarma lanzada por Caritas del país junto con la Comisión de Justicia y Paz de la Conferencia Episcopal de Papúa Nueva Guinea y las Islas Salomón y que hemos recibido en la Agencia Fides. La Iglesia del país ha declarado que quiere colaborar con las fuerzas policiales que ya trabajan en este sector, además ha declarado que antes de dar las indicaciones adecuadas es necesario examinar el fenómeno a través de un enfoque multidisciplinario, para comprender el problema, sus causas, identificar los procesos y las personas involucradas.
La trata de seres humanos en Papúa Nueva Guinea es un problema muy complejo dada su variedad de formas, la naturaleza diferente de las víctimas y los delincuentes que perpetran los abusos. Un informe reciente, publicado por el periódico local "Post Courier", muestra que varias multinacionales extranjeras realizan actividades no previstas en sus licencias e incluso contrarias a las leyes de PNG.
La nota de Caritas PNG, enviada a Fides, termina mencionado dos recomendaciones prácticas: la primera solicita procedimientos judiciales rápidos para los traficantes de los diversos abusos y para aquellos que se benefician de ellos, en diferentes niveles. La segunda requiere una mayor cooperación, defensa y conciencia sobre la trata de personas, tanto a nivel nacional como internacional a través de redes gubernamentales, empresas, comunidades religiosas y la sociedad civil.



 
 
 

Boletin
Suscripción a Revista