AMERICA/NICARAGUA - Situación de los derechos humanos y libertades fundamentales: tercera...

Ginevra – El asesinato de 325 nicaragüenses por el régimen de Daniel Ortega, desde el 18 de abril de 2018, la tortura de presos políticos y los brutales ataques contra la libertad de expresión, fue documentado ayer por organizaciones nacionales e internacionales de derechos humanos, así como por delegaciones diplomáticas, como parte de la evaluación de Nicaragua realizada por el Examen Periódico Anual , en el Palais des Nations, Ginebra.
El UPR fue creado por la Asamblea General de la ONU el 15 de marzo de 2006 y es uno de los elementos clave para recordar a los estados su responsabilidad de respetar todos los derechos humanos y las libertades fundamentales. El UPR se lleva a cabo cada cuatro años y consiste en la evaluación del cumplimiento de los tratados, acuerdos y leyes firmados por los países miembros de la ONU, así como el seguimiento dado a las recomendaciones hechas por las distintas naciones. Los tres informes que sustentan en el UPR son: un informe oficial presentado por el Estado evaluado, la compilación de informes de expertos y grupos de trabajo internacionales, incluidas las misiones diplomáticas de las Naciones Unidas, e información proporcionada por organizaciones de derechos humanos A nivel nacional e internacional.
Nicaragua es uno de los 14 estados examinados por tercera vez por el grupo de trabajo del UPR: el primer y segundo análisis se realizaron en febrero de 2010 y en mayo de 2014. En 2014, el Estado de Nicaragua había aceptado 161 recomendaciones, "muchas de las cuales Sigue siendo especialmente relevante en el contexto de la crisis actual ", según la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas. "La situación con respecto a la última evaluación ha cambiado drásticamente y se ha planificado una evaluación rigurosa de las múltiples violaciones de los derechos humanos que sufre el pueblo de Nicaragua", explicó una fuente diplomática a la prensa internacional.
Las organizaciones de derechos humanos, con sede en Ginebra, informaron preliminarmente que han recibido más de 60 informes, docenas de quejas y notas sobre la situación de los derechos humanos en el país bajo la presidencia de Ortega.
Fides recibió la intervención del representante del Vaticano, el arzobispo Ivan Jurkovic, Observador Permanente de la Santa Sede ante la ONU, quien dijo: "La Santa Sede espera que las partes que participan en el diálogo puedan continuar, para encontrar un solución a la situación actual. La Santa Sede, junto con la Iglesia Católica local, está comprometida a trabajar con las instituciones para garantizar la paz en toda Nicaragua ".
Luego, el Arzobispo hizo algunas recomendaciones: "Ofrecer educación pública a los niños, especialmente, a aquellos que viven en áreas rurales. La policía, el ejército y las instituciones de justicia deben respetar la ley, limitando las actividades de las fuerzas militares a la seguridad. Que no haya maltrato en las cárceles. Respetar el derecho a la reunión pública y la libertad de prensa. La atención médica está garantizada para todos, sin exclusión por razones políticas, y se debe respetar la libertad del personal de salud ".
El grupo de trabajo de la UPR tiene la intención de aprobar las recomendaciones para Nicaragua mañana, 17 de mayo, y se espera que el resultado de este examen se anuncie durante la 34ª sesión del Consejo de Derechos Humanos, el próximo noviembre.

 
 
 

Boletin
Suscripción a Revista