AMERICA/NICARAGUA - Las elecciones, una luz de esperanza para el país que debe ser alimentada y...

Managua – Las elecciones futuras, con fecha por determinar, abren una posibilidad constitucional y pacífica de salir de la actual crisis social, política y económica que está experimentando Nicaragua: la Comisión de Justicia y Paz de la Arquidiócesis de Managua destaca esto, en un mensaje enviado a Fides, que lleva la fecha del 10 de febrero. El evento enciende una luz de esperanza para el país, sin embargo, esta luz está amenazada por protagonistas, ambiciones personales o grupales, por lo que la Comisión llama a los miembros de la sociedad civil a trabajar como verdaderos ciudadanos que aman a su patria.
Para tener éxito en este proyecto, la Comisión advierte que debe restablecerse la libertad de expresión y también las manifestaciones libres en público. Esto implica también una "reforma electoral sustancial, el cambio de las autoridades electorales y una amplia observación nacional e internacional", se lee en el texto de la Comisión, que concluye así: "Somos solidarios con el dolor de las familias que sufren por sus presos políticos, desaparecidos, asediados, muertos y exiliados".
El obispo de la diócesis de Matagalpa, Monseñor Rolando Álvarez, también solicitó a los partidos políticos nicaragüenses que trabajen juntos para una reforma electoral que considera "justa y necesaria" frente a las elecciones presidenciales que se celebrarán el año próximo. El arzobispo Álvarez, en su homilía el domingo pasado, dijo: "todos los partidos políticos en Nicaragua tienen una deuda histórica con el pueblo, y tienen que pagarla ahora. Porque ahora es la oportunidad de hacerlo".
Las organizaciones de derechos humanos han documentado ocho casos de tortura en los últimos días. Las víctimas son jóvenes opositores del gobierno, atacados por presuntos miembros de grupos paramilitares y la policía, lo que constituye una grave violación de los derechos humanos.
Solo ahora se han entregado suministros de material de prensa del periódico La Prensa, que había estado retenido durante 75 semanas, lo que ha frenado el trabajo de los medios. La noticia generó reacciones positivas en las organizaciones que defienden la libertad de prensa y los derechos humanos, así como en los trabajadores de los medios, quienes luego de experimentar la reducción de la publicidad y la escasez de suministros, enfrentaron la pérdida de sus empleos. por recortes de personal.
Según fuentes de Fides, el nuncio apostólico también intervino para la entrega de estos suministros, necesarios para poder imprimir uno de los principales periódicos del país. Además del caso de La Prensa, según datos de la Fundación Violeta Barrios de Chamorro, entre abril y diciembre de 2018, se registraron al menos 712 casos de violación de la libertad de prensa, incluidos ataques, censura, amenazas e incluso asesinatos.

 
 
 

Boletin
Suscripción a Revista