AMERICA/NICARAGUA - Alegría y emoción por la liberación de 50 presos políticos.

Managua – En la madrugada de ayer, eran las cuatro y media, se propagó rápidamente la noticia de la liberación de más de 50 presos políticos. Cuando los principales medios de comunicación nacionales lo dieron, en las redes sociales ya había videos y mensajes de presos políticos junto con sus familias. Quien agradeció a Dios, quien cantó el himno de Nicaragua, quien lloró, quien bailó ...
Mons. Silvio Báez, Obispo Auxiliar de la Arquidiócesis de Managua, actualmente en Roma, publicó el video del líder campesino Freddy Navas agradeciendo a Dios y los Obispos y a la Iglesia "Madre y Maestra" por enseñarle a vivir la esperanza, y pidió al obispo para que ore por los líderes campesinos y por Nicaragua.
A lo largo del día, el martes 11 de junio, las redes sociales nicaragüenses se inundaron de mensajes de orgullo y alegría "porque los símbolos de la libertad han vuelto al lado de las personas que sufren", escribe un estudiante en su cuenta de Twitter. Políticos, periodistas, empresarios, estudiantes, ciudadanos comunes y campesinos, todos los presos políticos que han estado en prisión, han regresado a las calles con una bandera en sus manos, símbolo de la nueva Nicaragua desde abril de 2018.
La noticia provocó innumerables reacciones por parte de la Organización de los Estados Americanos, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, embajadores, presidentes de otros países, activistas de derechos humanos internacionales. Otra fuente de Fides escribió en las redes sociales: "Nicaragua ha experimentado hoy ese indescriptible sentimiento de recuperar la libertad de los presos políticos. Es un momento para reír y llorar, respirar profundamente, recargar fuerzas y seguir luchando por la plena restitución. de las libertades. La rebelión de abril ya ha superado la mitad del camino".
La Arquidiócesis de Managua también publicó un mensaje, firmado por el cardenal Leopoldo José Brenes, arzobispo metropolitano de Managua: "Que todos los prisioneros sean liberados, esto traerá alegría a todas las familias, y que todos los que han sido privados de su libertad puedan vivir libremente en su propio país".
La liberación de estos presos políticos es parte de la ley de amnistía aprobada por el Parlamento en Nicaragua con los votos de la mayoría sandinista y del grupo de la oposición reunida como la Alianza Cívica. Según este último, todavía hay 89 presos políticos que están en prisión. La ley ha sido impugnada porque se presenta como una cláusula de clemencia, prevista por los acuerdos anteriores alcanzados en la mesa de diálogo nacional en los últimos meses, pero sin garantizar las libertades y los derechos de los ciudadanos.
El presidente Ortega había prometido liberar a todos los presos políticos en un plazo de noventa días, es decir, antes del 18 de junio, justo antes de la evaluación de la Ley Nica y la Asamblea General de la OEA, que se celebrará en Medellín. Colombia a finales de junio.

 
 
 

Boletin
Suscripción a Revista