AMÉRICA/ECUADOR - Jornada del misionero ecuatoriano ad gentes, siguiendo el ejemplo de la beata...

Quito - "Con ocasión de la fiesta del misionero ecuatoriano ad gentes, queremos felicitar a todos los misioneros ecuatorianos que han dejado el lugar que los vio nacer para ir a otra tierra necesitada llevando la buena noticia del Evangelio de Jesús". Así lo escribe la Conferencia Episcopal del Ecuador a propósito de la "Jornada Nacional del misionero ecuatoriano ad gentes", que se celebra el 12 de junio, fiesta de la beata Mercedes de Jesús .

Mercedes de Jesús Molina fue beatificada por san Juan Pablo II durante su visita pastoral a Ecuador, en Guayaquil, el 1 de febrero de 1985. Su memoria litúrgica se fijó en el 12 de junio, el día de su nacimiento al cielo. La Conferencia Episcopal, el 24 de abril de 2015, durante la Asamblea Plenaria de los obispos, la declaró patrona materna de los misioneros ecuatorianos "ad gentes", que celebran el día de dedicado a ellos, el mismo 12 de junio. La idea de este día nació en 2014, durante la asamblea del Centro Misionero Nacional .

La nota de la Conferencia Episcopal, recibida por Fides, explica que el título de "misionero ad gentes" es dado por la Iglesia a los sacerdotes, consagrados o laicos misioneros, "que trabajan en territorios reconocidos por la Iglesia como territorios de misión ad gentes"; como hizo la Iglesia al principio con los primeros misioneros, como Pablo y Bernabé, que fueron enviados a llevar la buena nueva del Evangelio a los gentiles, a quienes todavía no la habían recibido.

En Ecuador hay 8 territorios misioneros ad gentes, bajo la jurisdicción de la Congregación para la Evangelización de los Pueblos. Seis vicariatos apostólicos en la región amazónica: S. Miguel de Sucumbíos; Aguarico; Napo; Puyo; Méndez-Macas; Zamora. Uno en la región costera: Esmeraldas. Uno en la región insular: Galápagos.

El día 12 de junio, según CEMINA, quiere recordar, dar visibilidad, celebrar el espíritu misionero más allá de las fronteras. Por eso, se invita a dar gracias al Señor por los misioneros de Ecuador ad gentes, a reflexionar sobre el mandato misionero de Jesús y sobre las recomendaciones del papa Francisco. Se sugiere a las parroquias que conozcan y se pongan en contacto con los misioneros y misioneras ad gentes de sus respectivas comunidades. El 12 de junio, al celebrar la misa por la Evangelización de los Pueblos, podrán presentar fotos e información sobre sus misioneros. También se sugiere, con la ayuda del grupo misionero parroquial, decorar la iglesia con los colores de los cinco continentes y con las banderas de los países donde se encuentran los misioneros, así como promover un encuentro o una jornada de reflexión sobre el tema de la misión ad gentes, con el fin de promover y animar nuevas vocaciones.

Mercedes Molina, patrona de los misioneros ecuatorianos "ad gentes", nació en Baba en 1828. Después de la muerte de sus padres, se mudó a Guayaquil con su hermana mayor, llevando una vida rica. En la víspera de su boda, después de una caída de caballo, contemplando a Jesús en el camino del Calvario, comenzó una vida de penitencia, mortificación y ayuno. Después, se despojó de todas sus posesiones, dinero, joyas, ropa preciosa, y pasó a formar parte de los Recogidas, en Guayaquil, cuidando a las niñas huérfanas.
En 1870 los jesuitas la invitaron a una misión en el este de Ecuador. Recorrió caminos difíciles e impermeables, experimentó el frío y la soledad. Los poderosos ríos de la Amazonía ecuatoriana amenazaron con interrumpir su viaje varias veces. Sin embargo, ninguna de estas experiencias extremas logró apagar el fuego de la misión que ardía en su corazón. Fue la primera mujer ecuatoriana en entrar en esta zona de la selva y pronto se convirtió en un consuelo para la tribu Shuar, a la que no abandonó ni siquiera durante la epidemia de viruela. En Riobamba, el 14 de abril de 1873, fundó la primera congregación religiosa femenina ecuatoriana, el Instituto de Santa Marianne de Jesús. El Señor la llamó el 12 de junio de 1883.
.
 
 
 

Boletin
Suscripción a Revista