ÁFRICA/RD. CONGO - “No a nuevas guerras”: el grito de alarma de los obispos de la RDC, Ruanda y...

Kinshasa - "La situación social sigue siendo preocupante, sobre todo a la luz de la persistente inseguridad en algunas áreas, en particular en las fronteras de los tres países", dicen los obispos del Comité Permanente de la Association des Conférences Episcopales de l’Afrique Centrale , en un comunicado de prensa al final de la reunión ordinaria celebrada en Bukavu , del 15 al 18 de enero.
La ACEAC, que reúne a los obispos de Burundi, Ruanda y la RDC, también denuncia que en sus tres países, "el poder adquisitivo de la población ha disminuido aún más, obligando a muchas familias a vivir por debajo del umbral de la pobreza".
"Y como la mala suerte nunca llega sola, el virus del Ébola y las lluvias torrenciales en los últimos meses han causado varias víctimas y daños materiales significativos y han dejado a muchas personas sin hogar", continúa la declaración enviada a Fides.
Los obispos aprecian el "dinamismo" de las Comisiones de Caritas y Justicia y Paz, que a pesar de los escasos recursos a su disposición han ayudado a las poblaciones afectadas, e invitan a las comunidades cristianas a seguir siendo solidarias con las víctimas.
Los obispos deploran el deterioro del clima de confianza entre los líderes políticos de la región, lo que aumenta el riesgo de enfrentamientos armados: "Hacemos un llamamiento a la conciencia de los gobernantes para que mantengan en sus corazones y mentes el deber de proteger al poblaciones y trabajar por la prosperidad de las personas que deben disfrutar plenamente de sus derechos como criaturas creadas a imagen de Dios”.
Por último, los obispos renuevan su compromiso tomado en 2013 de trabajar con otras confesiones religiosas para establecer una paz duradera en la región "a través del testimonio de vida, de gestos y palabras". Con este fin, publicarán en los próximos meses un programa pastoral para la conversión de los corazones y la promoción de la cohesión social, e invitarán a los fieles a recitar la oración por la paz de San Francisco de Asís todos los días.
 
 
 

Boletin
Suscripción a Revista