ÁFRICA/BURKINA FASO - Arzobispo Rugambwa: "La Iglesia, familia de Dios, excluye todo...

Uagadugú - "La santa sede agradece las numerosas y encomiables iniciativas comunes que ustedes han emprendido y continúan llevando a cabo para la promoción de la evangelización integral de la región de África Occidental", dijo el arzobispo Protase Rugambwa, secretario de la Congregación para la Evangelización de los Pueblos , en el marco de los trabajos de la Tercera Asamblea Plenaria de obispos de CERAO/RECOWA , en África Occidental.

Durante la ceremonia de apertura, en presencia del jefe de estado burkinés, del primer ministro y de diversas autoridades civiles y religiosas, mons. Protase Rugambwa llevó un mensaje a los participantes del cardenal Fernando Filoni, prefecto de la CEP. El texto pronunciado por mons. Rugambwa, enviado a la Agencia Fides, se basa en el tema del encuentro: "La nueva evangelización y la promoción del desarrollo humano integral en la Iglesia, familia de Dios en África Occidental".

"La Iglesia, familia de Dios en África Occidental, presenta algunos elementos de esperanza, pero también de preocupación por nosotros, pastores llamados por Dios en nuestro oficio, del cual debemos rendirle cuentas. Las vocaciones a la vida sacerdotal y religiosa van en aumento, al tiempo que crece la presencia de diversas asociaciones laicales y movimientos de apostolado y de oración. También se evidencia el desarrollo del espíritu misionero en las iglesias hermanas de la misma nación, así como en las naciones vecinas y en Occidente. La Iglesia está viva y activa en el testimonio de la fe cristiana. Disfruta de la estima por su cercanía a la gente, especialmente a los más pobres, y por su compromiso social con los necesitados sin distinción", sostuvo el secretario de la CEP.

Sin embargo, del texto se desprende claramente que "no faltan las dificultades, tanto a nivel civil como religioso, para complicar la misión de la Iglesia; entre ellas, la ausencia de paz y seguridad, la falta de democracia y de desarrollo; la pobreza, la discriminación social, el tribalismo, el etnicismo, el fundamentalismo religioso, el terrorismo y la violación de los derechos humanos. Asimismo, a nivel religioso, el sincretismo religioso, el retorno a las creencias tradicionales, la brujería, la apostasía a favor de las sectas u otras religiones, frenan el camino de la fe".

"Con ocasión de la II Asamblea Plenaria, celebrada en Acra en 2016 – destacó el obispo Rugambwa - la reconciliación, el desarrollo y la familia fueron identificados como desafíos particulares para la evangelización hoy en día en África Occidental. Ahora consideramos oportuno añadir la promoción del desarrollo humano integral, porque está estrechamente vinculada a la labor de evangelización y de promoción social. No podemos ser indiferentes a la injusticia, al robo de tantas riquezas a manos de un neocolonialismo de grupos privados y de poderes económicos occidentales y orientales, mientras miles de nuestros hijos intentan escapar de la pobreza y de la guerra por medio de la emigración".

El texto continúa: "La evangelización se confunde con la misión misma de la Iglesia en el mundo, en cuanto anuncia el misterio de la persona de Cristo muerto y resucitado, ya presente entre nosotros. Es la vocación propia de la Iglesia e indica no solo el primer anuncio a los que no creen, sino toda la actividad eclesial, tanto en su aspecto religioso-sacramental como en el del anuncio de la liberación humana. La evangelización es ante todo el modo de ser de la Iglesia".

"Entre los desafíos a los que nos enfrentamos se encuentra la promoción humana integral", señaló el arzobispo, subrayando que "la evangelización y la promoción humana no se contraponen, sino que son complementarias y convergen en un mismo objetivo: la salvación del hombre".

"En el contexto de la evangelización de RECOWA, la evangelización, nueva en ardor y celo, tenderá a construir la Iglesia como familia, excluyendo todo etnocentrismo y todo particularismo excesivo, buscando en cambio promover la reconciliación y la verdadera comunión. Sus iglesias locales - explicó el obispo Rugambwa - deben unir evangelización y humanización, fe y acción social, culto y compromiso concreto. Esta tarea, repito, no debe reservarse solo a la jerarquía eclesial, a los obispos y a los sacerdotes, sino a todos los bautizados".
El secretario de la CEP también destacó la necesidad, dentro de la Iglesia en África Occidental, de líderes cristianos bien formados, decididos a trabajar en diversas áreas de la vida social y pastoral, para llevar adelante el trabajo de evangelización en esa área.
.
 
 
 

Boletin
Suscripción a Revista