Acción Ejecutiva sobre Inmigración: ¿Qué podemos esperar?

Inmigración Acción Ejecutiva

17 de noviembre 2014

Tuve la oportunidad de participar en un seminario organizado por el Centro Nacional de Leyes de Inmigración (NILC), que proporciona una gran cantidad de información con respecto a la próxima acción ejecutiva. Aunque no conocemos la totalidad de lo que pasará, sí sabemos que incluirá una expansión de Acción Diferida para el arribo de niños (DACA) que incluirá Soñadores recientes de más edad (los que califican como Llegados en la Infancia) y una expansión de la acción diferida para adultos. Esta es una buena noticia. También esperamos el fin de la detención familiar,  mejorar el proceso de legalización de casos de migrantes, y  a los sobrevivientes de la violencia selectiva y doméstica.

Aquellos políticos que se oponen a la acción administrativa y cuestionan la autoridad legal del Presidente para tomar medidas, el NILC proporcionó amplia información sobre la respuesta a esta oposición. Como Jefe del Ejecutivo, el Presidente tiene la autoridad para decidir cómo asignar los recursos con el fin de hacer cumplir las leyes. Esta autoridad se llama discreción procesal. Discreción fiscal es el mismo poder que da una autoridad oficial a la policía para dar una advertencia en lugar de un boleto. En contexto la ley de inmigración, un ejemplo sería un oficial del Departamento de Seguridad Nacional (DHS) que decide si va a iniciar o no un proceso a un individuo específico.

Según NILC, hay aproximadamente 11 millones de inmigrantes indocumentados en los EE.UU. y el DHS sólo puede deportar a un uno por ciento por año, por lo que la discreción procesal es inevitable. NILC espera la creación de un programa que permitiría a los inmigrantes indocumentados, presentarse sin miedo a la deportación, y demostrar que cumplen los requisitos del programa, y hacer su caso en contra de ser deportados. La creación de un programa de este tipo por el presidente Obama daría fin al caos actual de oficiales del DHS individuales utilizando la discreción procesal de manera inconsistente.

Como Columbanos animamos acción que es de apoyo de nuestros hermanos y hermanas en Cristo que han venido a este país como inmigrantes, algunos huyen de la violencia, todos en busca de una vida mejor. Tenemos una responsabilidad como católicos a acoger al extranjero en nuestra tierra y el cuidado de los débiles y vulnerables. Vemos esperanza en el potencial de acción del presidente Obama respecto al alivio de la inmigración y miramos adelante a este anuncio administrativo que debe llegar en las próximas semanas.

Scroll to Top